¿Cómo reducir el calor en verano a través del cristal?

La apuesta por los grandes ventanales ha obligado a la fabricación de diversas variantes del vidrio tradicional. Esto también ha conllevado una importante innovación en el apartado de los cerramientos. La mayoría de estos avances van destinados a aumentar la sostenibilidad de las construcciones.

Por ello, hay una tendencia destinada al control energético y solar a través de los cerramientos. Aprovechando que la arquitectura busca más espacios acristalados que permitan el paso de luz natural y las vistas amplias, han comenzado a elaborarse cerramientos como las cortinas, que suelen utilizar termopaneles laminados que, además de aportar seguridad, permiten controlar la temperatura provocando un ahorro en el aire acondicionado.

Esto no solo se ha conseguido a través de los cerramientos. También se ha trabajado en dobles pieles acristaladas para controlar la radiación solar y en cristales serigrafiados y con pigmentos.

EL VIDRIO LOW-E

Sin embargo, uno de los últimos avances en este apartado es la aparición del vidrio LOW-E, un vidrio que reduce notoriamente la emisividad. Así, pasa de los 0,84 de un vidrio normal a solamente 0,15, esto es, sólo el 15% del calor absorbido por el vidrio es re-emitido.

En Aramar buscamos la adaptación de toda nuestra oferta a las nuevas innovaciones. Por lo que si decide apostar por nuevos vidrios, no dude en consultar por nuestros cerramientos y herrajes.

Por cualquier duda, contacte con nosotros vía email o por redes sociales:

Facebook
Twitter
Linkedin
Instagram
Google +

Por | 2018-08-22T09:41:20+00:00 julio 18th, 2018|Especial Arquitectos, Noticias|0 Comentarios