Los pernios, son el elemento de seguridad más importante que van adheridos a las puertas. El diccionario de la Real Academia Española, nos define “pernio” como un gozne que se pone en las puertas y ventanas para que giren las hojas.

En lo que se refiere a la adaptabilidad que tienen los pernios con freno en el sector del vidrio, podemos afirmar que son de especial importancia cuando se produce una instalación de una puerta de vidrio de gran peso o envergadura.  Un pernio puede llegar a soportar hasta 70 kilos de peso frente a los 20 kilos que pueden llegar a soportar las bisagras. Por ello, resulta más interesante utilizar un pernio con freno en aquellas puertas que pesen más de 20 kilos para no tener que emplear más de dos bisagras. Esto es un aspecto positivo que nos aportará mayor seguridad de una manera más discreta y más económica  por el ahorro de mano de obra y tiempo en adosar los distintos herrajes a las puertas.

En Aramar Suministros para el Vidrio, tenemos una amplia gama de variedades de pernio debido a que se pueden colocar en la parte superior o inferior de las puertas. En cuanto al acabado, la mayoría son de brillo y satinado inoxidable. Para la parte superior de la puerta, observamos  que va anclado el Pernio Alto sobre el que es necesario colocar un punto de giro para que la puerta pueda moverse. En cambio, si hablamos del Pernio Bajo, este se coloca en la parte inferior de la puerta y para que pueda funcionar, será necesario instalar un freno o directamente un pernio con freno en el que este ya va incorporado.

Pernios (1)

Podrás encontrar todos los modelos de nuestros pernios la página 54 de nuestro catálogo de novedades o si lo prefieres, puedes visitarlos directamente aquí. Si tienes alguna duda, ¡estaremos encantados de ayudarte en lo que necesites! Puedes ponerte en contacto con nosotros vía email o por teléfono para que podamos asesorarte.